Cader recorrió barrios con problemas de agua y cloacas

Se entrevistó con vecinas y vecinas de América y Amel.

Viedma .- A pedido de vecinas y vecinos de la ciudad la Defensora del Pueblo del Municipio de Viedma, Nora Aurora Cader, recorrió barrios de la capital provincial que desde hace meses sufren desbordes cloacales o cortes de agua potable de manera permanente.

En primer lugar la Defensora se reunió con vecinas y vecinos del Barrio Amel que desde hace tres meses vienen sufriendo cortes prácticamente permanentes en el servicio de agua potable. De acuerdo a lo que pudo constatar en la recorrida junto a integrantes de la Junta Vecinal y residentes del barrio los inconvenientes se deben a las múltiples roturas que se registran en diferentes sectores y que afectan a la presión del sistema, generando que los departamentos de los pisos superiores y un porcentaje importante de los duplex que integran este complejo de 217 unidades inaugurado hace más de tres décadas.

Cader solicitó a los afectado reunir toda la documentación referida a los reclamos efectuados ante la empresa ARSA, el Departamento Provincial de Aguas y otros organismos oficiales para avanzar en un reclamo formal y en última instancia recurrir a la Justicia.

“Es un despropósito que haya familias que desde hace meses no cuentan con agua potable o literalmente tienen un servicio a cuentagotas a altas horas de la noche o la madrugada, mientras a diario ven como el agua potable inunda espacios verdes, veredas y calles para terminar escurriéndose por los desagües pluviales”, manifestó Cader.

La Defensora también reclamó comprensión y empatía a los usuarios de ese sector de la ciudad que no están afectados por la situación y que diariamente proceden a un mal uso del agua potable llenando piletas, lavando vehículos o inundando sus jardines.

Posteriormente la Defensora se trasladó al Barrio América, donde acompañada por vecinas y vecinos recorrió diferentes sectores en los se ven enormes lagunas de aguas servidas, múltiples taponamientos del sistema de cloacas que generan que colapsen las tapas de inspección afectando principalmente a los departamentos de las plantas bajas.

Cader también documentó la existencia de varias pérdidas de agua potable en el sector, como en el tanque que provee del vital elemento al barrio, además de otras situaciones de potencial riesgo como bocas de inspección derrumbadas, sin sus tapas correspondientes e incluso obstruidas por restos de hormigón, escombros y basura.

La Defensora solicitó rápidamente la intervención de la empresa y adelantó que se encuentra recavando toda la información para proceder con las presentaciones formales ante ARSA, el DPA, autoridades municipales y provinciales, la Secretaría de Ambiente y en caso de que sea necesario ante la Justicia.

“Sabemos que en la ciudad se están desarrollando importante obras vinculadas a los servicios de agua y cloacas, pero no se puede dar eso como única respuesta a las vecinas o vecinas que hoy no tienen agua potable para tomar, higienizarse o efectuar las tareas del hogar u otros que conviven con lagunas de líquidos cloacales o tienen que ver heces humanas flotando a plena vista por los desagües cloacales”, señaló Cader. “Hay situaciones urgentes que tienen que ser resueltas de manera y en tiempo oportuno”, finalizó.

DEFENSORÍA DEL PUEBLO DEL MUNICIPIO DE VIEDMA