Seguridad, servicios y diálogo los pedidos de las Juntas Vecinales a la Defensora del Pueblo de Viedma

Viedma.- Representantes de ocho Juntas Vecinales de la capital rionegrina se reunieron ayer por la tarde con la Defensora del Pueblo del Municipio de Viedma, Nora Aurora Cader, para expresar sus preocupaciones en relación a la seguridad, las falencias en distintos servicios públicos y la necesidad de contar con interlocutores válidos en las diferentes órbitas del Estado y de las empresas prestadoras de servicios a los fines de que se les brinde información y respuestas a sus demandas.

El encuentro se realizó en el histórico edificio de la Escuela Primaria N°2 donde funciona el Centro Cultural 2 y contó con la participación de vecinas y vecinos que integran las Juntas Vecinales de los Barrios Santa Clara, Ceferino, Mitre, Belgrano, América, Fátima, Zatti y Piedra Buena.

Uno de los principales reclamos estuvo vinculado al tema de la seguridad, tema por el cual se solicitó a la Defensora que acompañe a las Juntas Vecinales en las gestiones necesarias para que se incremente la presencia policial en las calles a fin de contribuir a la prevención del delito; se incorporen nuevas cámaras de seguridad y que se garantice que estas funcionen y no estén como un elemento decorativo; y que se proceda además a poner en marcha el Consejo Local de Seguridad.

En ese punto la Defensora se comprometió a gestionar un encuentro con el Secretario de Seguridad de Río Negro Mariano Sacchetti y también a transmitir la preocupación de los referentes vecinales al Jefe de la Policia Provincial, Osvaldo Tellería.

Varios de las y los integrantes de las Juntas mostraron su malestar por la falta de respuestas que señalaron reciben de funcionarios municipales y provinciales ante los cuales vienen llevando su planteos, recibiendo pocas o nulas respuestas, o asumiendo compromisos que luego en la práctica no se cumplen.

También las y los vecinalistas plantearon su preocupación por los problemas históricos que afectan a distintos puntos de la ciudad en lo referido a problemas de desbordes cloacales e interrupciones en el suministro de agua potable, cuestiones en las que criticaron duramente a la empresa ARSA y al Departamento Provincial de Aguas.

La Defensora y las y los referentes de las Juntas Vecinales acordaron avanzar en la diagramación de un nuevo encuentro, haciéndolo extensivo a los barrios que no pudieron participar, para los próximos días, con el compromiso de que cada referente concurra con un diagnóstico de los problemas que afectan a su respectivo sector de la ciudad.

“La verdad que fue una reunión positiva que se desarrolló con total tranquilidad y lo que quedó en evidencia es que se trata de vecinas y vecinos que quieren contribuir para que Viedma siga creciendo y se convierta verdaderamente en una ciudad que podamos disfrutar todas y todos”, sintetizó Cader.

DEFENSORÍA DEL PUEBLO DEL MUNICIPIO DE VIEDMA