DESTACADAS

Día Mundial contra el Cáncer: “Por unos cuidados más justos”

Viedma.- En el Día Mundial contra el Cáncer, el Defensor del Pueblo del Municipio de Viedma, Marín Pérez Morando, recordó que esta enfermedad puede prevenirse y controlarse con mayor inversión de los gobiernos en el área de Salud Pública implementando y fortaleciendo estrategias de prevención, tamizaje y detección temprana del cáncer, el tratamiento y cuidados paliativos. También remarcó que los expertos remarcan que la práctica de hábitos saludables contribuyen a la prevención del cáncer.

Entre las conductas saludables se destacan: no fumar, hacer del hogar un lugar libre de humo de cigarrillo, mantener un peso saludable, realizar actividad física, llevar una dieta saludable, reducir el consumo de bebidas alcohólicas, amamantar ayuda a prevenir el cáncer de mama y el exceso de peso en los niños y niñas, y protegerse de la exposición directa al sol en las horas de mayor intensidad solar para ayudar a prevenir el cáncer de piel.

En 2024, la comunidad global conmemora este 4 de febrero el Día Mundial contra el Cáncer bajo el lema “Por unos cuidados más justos”. Adhiriendo a la convocatoria de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) la Defensoría del Pueblo de Viedma se une a esta campaña con un llamado a que todo el mundo, a nivel colectivo e individual, se comprometa a fortalecer las acciones dirigidas a mejorar la atención de calidad, incluyendo el tamizaje, detección temprana, tratamiento y cuidados paliativos.

El cáncer puede prevenirse y controlarse implementando estrategias basadas en la evidencia para la prevención, tamizaje y detección temprana del cáncer, el tratamiento y cuidados paliativos. La OMS también ha publicado los resultados de una encuesta realizada en 115 países, que muestran que la mayoría de los países no financian adecuadamente los servicios prioritarios de atención oncológica y cuidados paliativos como parte de la cobertura sanitaria universal (CSU).

Cabe recordar que el cáncer es la segunda causa más frecuente de morbilidad y mortalidad, después de las enfermedades cardiovasculares, y es una base importante de las desigualdades en salud. A nivel mundial, se estima que hubo 19,9 millones de nuevos casos de cáncer y 10 millones de muertes por cáncer. La carga del cáncer aumentará aproximadamente en un 60% durante las próximas dos décadas, lo que afectará aún más a los sistemas de salud, a las personas y a las comunidades.

Los expertos estiman que la carga mundial por cáncer aumente a unos 30 millones de nuevos casos para 2044, y el mayor crecimiento se producirá en países de ingresos bajos y medianos. Y que si no se toman medidas para prevenir y controlar el cáncer, se prevé que el número de personas que serán diagnosticadas con cáncer aumentará en un 59,3%, lo que significa aproximadamente 6,7 millones de personas para 2045 en la Región de las Américas.

El cáncer puede prevenirse y controlarse implementando estrategias basadas en la evidencia para la prevención, tamizaje y detección temprana del cáncer, el tratamiento y cuidados paliativos. Los factores de riesgo modificables más comunes para el cáncer, comunes para muchas otras enfermedades no transmisibles, son:
consumo de tabaco, baja ingesta de frutas y verduras, consumo nocivo de alcohol y una insuficiente actividad física.

A esto se suman algunos factores de riesgo específicos para el cáncer incluyen las infecciones crónicas por virus del papiloma humano (HPV) -para cáncer cervicouterino-, hepatitis B o C – para cáncer de hígado-, y H pylori -para cáncer de estómago.

“Existen herramientas que permiten a los gobiernos dar prioridad a la atención oncológica y garantizar que todo el mundo tenga acceso a servicios asequibles y de calidad. No se trata solo de una cuestión de recursos, sino de voluntad política”, remarcó Pérez Morando.

DEFENSORÍA DEL PUEBLO DEL MUNICIPIO DE VIEDMA